20 March 2011

Equinoccio de Primavera...o el regreso de Persefone:

Según Homero hubo un tiempo en Europa en que siempre era primavera. La hierba siempre era verde y las flores nunca se marchitaban. No existía el invierno, ni la tierra estéril, ni el frio, ni el hambre. Todo ello era gracias a Démeter, la diosa de la tierra y la agricultura. 
 
De su matrimonio con Zeus nació Perséfone, también llamada Proserpina, una hermosa joven adorada por su madre.
Desgraciadamente, el terrible Hades, Dios de los Muertos, se enamoró de ella y un día llegó con su carro de caballos y mientras Perséfone cogía flores con una ninfa en un prado, la raptó para convertirla en la reina del Inframundo.  

"Windflower" de J.W. Waterhouse

Démeter, al no encontrar a su hija y con una antorcha en cada mano, emprendió una peregrinación de nueve días y nueve noches. Al décimo día el Sol se atrevió a confesarle quién se había llevado a su hija.

Terriblemente irritada por la ofensa, Démeter decidió abandonar sus funciones en el Olimpo, y privada de su mano, la tierra quedó desolada y las plantas y las flores dejaron de crecer. 
Ante el desastre Zeus tuvo que intervenir; pero ya era tarde. La boda entre Perséfone y Hades se había realizado y ella comió granos de una granada en el banquete, sin saber que la fruta representaba al Inframundo y la condenaba a estar allí para siempre.


"El Rapto de Proserpina" de Bernini

"El Rapto de Proserpina" de Bernini (Detalle)



"El Rapto de Proserpina" de Bernini (Detalle)


 
Pero su madre no se rindió y bajó a los Infiernos para buscar a Perséfone, y Zeus tuvo que ayudarla pues la tierra necesitaba a Deméter en ella, consiguiendo llegar a un acuerdo con Hades: la mitad del año Perséfone la pasaría bajo la tierra, como Core o Reina del Inframundo y, la otra mitad del año, la pasaría en la tierra. 
 
Cuando Perséfone regresa con su madre, Démeter muestra su alegría haciendo reverdecer la tierra con flores y frutos. Por el contrario, cuando la joven desciende al Inframundo, la desolación de su madre se demuestra en la tristeza del otoño y del invierno. 


"The Return of Persephone" de Frederic Leighton



Hoy, 21 de Marzo, dia del equinoccio y comienzo del año zodiacal, Perséfone ha vuelto a casa...

                                                      ...comienza la Primavera!




"Proserpine"
Afar away the light that brings cold cheer
Unto this wall, - one instant and no more
Admitted at my distant palace-door
Afar the flowers of Enna this drear
Dire fruit, which, tasted once, must thrall me here.
Afar those skies this Tartarean grey
That chills me: and afar how far away,
The nights that shall become the days that were.

Afar mine own self I seem, and wing
Strange ways in thought, and listenfor a sign:
And still some heart unto some soul doth pine,
O, Whose sounds mine inner sense in fain to bring,
Continually together murmuring) --
'Woe me for thee, unhappy Proserpine'.

 -- D. G. Rossetti







Las obras incluidas son, en el mismo orden:

"Windflower" de J.W. Waterhouse
"El Rapto de Proserpina" de Bernini
"The Return of Persephone" de Frederic Leighton
"Proserpine" de D.G. Rosetti, autor tambien del poema.

Me gustaria subrayar el maravilloso tratamiento que hace Bernini donde las manos de Hades oprimen el muslo y la cintura de Perséfone.




No comments:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...